06.abril.2018
Un branded de miedo

Campofrío vuelve a destacar con una nueva acción de branded content con las mujeres como protagonistas

No es una peliaguda película de la programación de tarde: es el nuevo spot de Campofrío. Y es que la marca se ha vuelto a atrever a reivindicar algunas conductas sociales que afectan a la mujer. Lo ha hecho mediante un cortometraje que cuenta la historia de cuatro mujeres que piden ayuda a una adivina para poder quitarse el peso de “sus fantasmas”.

¿Cuáles son estos fantasmas? Ni más ni menos que pequeños tormentos rutinarios como el peso de ser madre, la presión de tener un hijo, el cansancio de tener que estar siempre feliz o el qué dirán por ser una mujer soltera... Todo ello con un inteligente tono humorístico y misterioso, a través del cual Campofrío es capaz de atacar de frente algunos de los clichés que más presión e incomodidad genera entre las mujeres.

No es la primera vez que Campofrío apuesta por este tipo de branded, y es que en 2016 abordó con éxito por primera vez el tema social de la desigualdad entre hombres y mujeres con Deliciosa Calma.

Un año más, nos quitamos el sombrero frente a esta ficción realista que, según la marca, busca cambiar los roles sociales y generar un impacto entre su audiencia para cambiar hábitos de conducta. Campofrío… ¡Nos has dejado helados!